Esto es un timo: Salvatore Mancuso, el temido jefe paramilitar colombiano preso en Estados Unidos podría terminar libre en Italia por un “error” del gobierno de Iván Duque.

Se trata de todo un enredo jurídico que aprovechó la defensa del excomandante paramilitar para que él no regrese a Colombia, donde lo espera una celda y, dicen sus abogados, corre el riesgo de ser asesinado. Curiosamente, el mismo paramilitar anunció que podría declarar en contra de Álvaro Uribe Velez y sus vínculos con las autodefensas.

El trámite, que se hizo ante el gobierno estadounidense en un escrito formal, tuvo un error porque se fundamentó en una orden de captura prorrogada por una jueza ordinaria, que no tenía competencia para ello, indicó Noticias Caracol.

Esa orden judicial por secuestro extorsivo perdió su vigencia el pasado 15 de julio cuando una jueza de Justicia y Paz canceló las medidas contra Mancuso porque se le estaban acumulando todas las condenas. Además, dejó claro que ella era la única con competencia para efectuar esa prórroga, explicó El Espectador.

La orden de captura que quedó sin efecto es para que cumpla una condena por el secuestro de la hermana de alias ‘Gabino’, jefe del Eln, y su esposo en 1997.

El error deberá corregirse y la solicitud de extradición tiene que presentarse nuevamente. Sin embargo, existe la posibilidad de que Estados Unidos deporte por su cuenta a Mancuso, porque ya cumplió su condena de 15 años en ese país por narcotráfico y, en teoría, está libre, pues solo está detenido en una cárcel temporal a la espera de que se defina su situación.

Pero existe otra posibilidad y es que bajo el argumento de que corre riesgo si regresa a Colombia, sus abogados podrían solicitar que lo dejen quedarse en Estados Unidos o que sea deportado a Italia, país del que tiene ciudadanía, añadió El Tiempo.

Si vuelve al país, el otrora comandante de las desaparecidas autodefensas llegaría a pagar cárcel porque tiene otras condenas vigentes, una de ellas por lavado de activos —en un proceso que relaciona a alias ‘La Gata’— y que según la Fiscalía, cometió después de su desmovilización en 2005; lo que significa que no entra en los beneficios de Justicia y Paz.

Los abogados de Mancuso, además, continúan insistiendo en que se le permita entrar a la JEP, decisión que ese tribunal rechazó en primera instancia al considerar inválidos los argumentos.

Su posible regreso a Colombia está congelado desde marzo pasado cuando comenzó la pandemia por coronavirus. Luego, Mancuso resultó contagiado y debió esperar otro tiempo; ahora, y el último problema fue justamente el error de trámite.