Hay en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, un grupito de autoproclamados líderes cívicos que tiene fantasías con el poder ario y la raza blanca. Desde su pedestal de campesino adinerado predican en contra de lo moreno, de lo mestizo y lo llaman “bestia”. 

Esta semana, en pleno conflicto por unas elecciones que no llegan y el bloqueo de caminos como medida de presión para que el gobierno las conovoque, su líder apareció impúdico para llamar  “bestias humanas indignas de ser llamados ciudadanos” a las personas que bloqueaban. 

Al día siguiente, Rómuo Calvo, presidente del Comité Pro Santa Cruz, una institución electa entre cuatro paredes por los líderes gamonales de la región, llamó al desbloqueo a la fuerza y convocó a los ciudadanos “de bien” a salir a las calles con palos a liberar las carreteras.

Imagen

Entre sus grupos apareció la sinvergüenza “Vieja Guardia”, un grupo de choque que entre sus particularidades llevaban el logo del águila legionaria romana con una heráldica en las garras.

Curiosamente, ese fue el emblema del Reich por las Leyes de Nuremberg aprobadas en el Reichstag de 1935, en pleno ascenso hitleriano.

En la “Ordenanza sobre el emblema del Reich” de Hitler del 5 de noviembre de 1935, se establece el diseño que se ratifica y modifica por última vez el 9 de abril de 1936 por el consejo de guerra de las Wehrmachtamts. La versión original del 35 tenía la cabeza girada a la derecha y la finalmente aprobada tiene la cabeza girada a la izquierda.

La Ordenanza del 35 establece estos símbolos como imagen oficial para “expresar la unidad del partido y del estado”.

En sus redes sociales, algunos de los impulsores de esta aberración, la han defendido acusando de “ignorantes” a sus críticos. 

 

La imagen puede contener: texto que dice "UNION UNION UNION ALENA UNION"