En junio, la nación vendió US$475 millones de sus lingotes, informó el Banco de la República en su sitio web, equivalente a 67% de sus tenencias a fines de mayo.

Colombia vendió dos tercios de sus reservas de oro en un solo mes semanas antes de que los inversionistas que buscaban refugio ante la crisis mundial se prepararan para llevar el metal a un precio récord.

En junio, la nación vendió 1,8 billones de pesos (US$475 millones) de sus lingotes, informó el Banco de la República en su sitio web, equivalente a 67% de sus tenencias a fines de mayo.

Los inversionistas han acumulado metales preciosos este año debido a que los rendimientos de otros activos refugio, como los títulos del Tesoro de Estados Unidos, descendieron a mínimos históricos. El repunte atrajo incluso a Warren Buffett, un célebre escéptico del oro, cuya firma Berkshire Hathaway Inc. agregó el último trimestre la minera Barrick GoldCorp. a su portafolio.

El oro ahora representa alrededor de 0,4% de las reservas internacionales de Colombia, lo que se compara con cerca de 77% de Venezuela, 42% de Bolivia, 9% de Argentina, 4% de México, 3% de Perú y 1% de Brasil.

En junio, el precio del oro promedió US$1.736 la onza. Desde entonces, el metal avanzó hasta alcanzar un máximo histórico de US$2.075 la onza a principios de este mes, y ahora se cotiza a alrededor de US$1.950 la onza.

La venta de oro de Colombia en junio se realizó “con base en los resultados del ejercicio de optimización”, en los que el banco central colombiano monitorea las tasas de interés y la volatilidad de los activos para determinar las tenencias de su portafolio de reservas internacionales, señaló el banco en respuesta a preguntas enviadas por correo electrónico.

La subida del precio del oro ha brindado un raro punto positivo para la economía colombiana, que sufre su contracción más profunda en más de un siglo en medio de la pandemia. Mineros SA, la única minera de oro que cotiza en el índice Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia, ha obtenido un retorno de 9% este año en términos de dólares, mientras que todas las demás acciones del índice de referencia han caído.

El país obtuvo una ganancia de alrededor de US$1.600 millones por sus reservas internacionales en el primer semestre del año, principalmente debido al repunte de los títulos del Tesoro de EE.UU., que representan la mayor parte de sus tenencias.

Diego Cifuentes, Director del Departamento de Inversiones Internacionales, explicó que la operación se hizo “para administrar el portafolio de inversión de las reservas, el Banco de la República define portafolios teóricos o índices de referencia. La participación del oro en el portafolio de inversión se define dentro del ejercicio de construcción de dichos índices, al cual se incorpora como activo elegible con el fin de tener en cuenta su riesgo de mercado y su beneficio de diversificación frente a los otros activos de las reservas”.

Considera Cifuentes que “de esta manera, los cambios en las tenencias de oro son determinados con base en los resultados del ejercicio de optimización, el cual puede ser afectado entre otros por condiciones de mercado tal como movimientos en las tasas de interés, la volatilidad de los activos elegibles o sus correlaciones”.