Al final de la segunda guerra mundial y el genocidio judío, la derecha blanca occidental necesitaba una nueva forma de crear terror y para algunos, la migración y el mestizaje fueron el argumento perfecto, extendido hasta hoy, para atemorizar a ignorantes a cambio de votos. 

Así surgió la teoría del Plan Kalergi difundida en círculos ultraconservadores, antisemitas, nacionalistas blancos y de extrema derecha en el mundo occidental desde la década de 1970, que se refiere a un supuesto proyecto ya en curso que promueve la mezcla entre personas blancas con grupos inmigrantes no blancos provenientes del tercer mundo y lograr borrar a los blancos del planeta.

Según la teoría, el plan fue creado por Richard Coudenhove-Kalergi y posteriormente difundido en círculos sociales europeos aristocráticos.

La teoría de conspiración se asocia con grupos y partidos europeos y norteamericanos, aunque en el siglo XXI se vio un incremento de los seguidores en América Latina —específicamente en México y el Cono Sur—, gracias a colonos blancos y descendientes de criollos ante las migraciones centroamericanas, andinas y caribeñas a sus respectivos territorios

 A la conspiración muchas veces se la pone como sinónimo de otras teorías conspirativas, como el marxismo cultural y el genocidio blanco.

Según la revista Il Foglio, el neonazi austriaco Gerd Honsik comenzó a publicar obras que distorsionaban los escritos de Richard Coudenhove-Kalergi en la década de 1970.​ Las controvertidas interpretaciones de Honsik culminaron en su libro Kalergi Plan de 2005.​ El periódico italiano de investigación Linkiesta describió el Plan Kalergi como un engaño que es comparable a la fabricación antisemita de Los protocolos de los sabios de Sion; en un esfuerzo por luchar contra una «invasión hispana de Texas», el supremacismo blanco de origen estadounidense se ha adherido a la teoría de conspiración del Gran reemplazo.

El grupo de interés Hope Not Hate lo ha descrito como una teoría de conspiración racista, que alega que Richard Coudenhove-Kalergi pretendía influir en las políticas europeas sobre inmigración para crear una «población sin identidad» que supuestamente sería gobernada por una élite judía.

El Southern Poverty Law Center resalta que el mito del Plan Kalergi es «una manera claramente europea de empujar la narrativa del genocidio blanco en el continente, con nacionalistas blancos que citan fuera de contexto los escritos de Coudenhove-Kalergi para afirmar que las políticas de inmigración de la Unión Europea son tramas insidiosas que fueron incubadas hace décadas para destruir a la gente blanca».

En su novela de 2018 Middle England, el autor Jonathan Coe usa el Plan Kalergi para satirizar el concepto con su personaje del teórico de la conspiración Peter Stopes.

George Soros, así como en la mayoría de teorías de conspiraciones relacionadas con el sionismo, es acusado de estar detrás del Plan Kalergi.