El expresidente de Bolivia, Evo Morales, no podrá postularse a un escaño del Senado en las elecciones generales del 18 de octubre, después de que la justicia ratificara a última hora de este lunes la inhabilitación de la candidatura del líder cocalero. El magistrado Alfredo Jaimes tomó la decisión, tras ser nombrado específicamente para dirimir el empate alcanzado la semana pasada entre los integrantes de la Sala Constitucional de La Paz, encargada a su vez de estudiar el recurso contra la inhabilitación del exmandatario dictada en febrero por el Tribunal Supremo Electoral.

Jaimes avaló así la tesis de los opositores a Morales de que el político aymara no reside en Bolivia, a pesar de que los portavoces de su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), insisten en que tiene fijado su domicilio oficial en Cochabamba, donde siempre ha votado, pero que no puede regresar al país al considerar que no cuenta con “garantías constitucionales”.

Morales vive en Argentina desde diciembre con carácter de asilado político y se considera perseguido por el gobierno derechista, la presidenta provisional Jeanine Áñez, que sucedió al líder izquierdista en noviembre, tras su dimisión y posterior exilio.

Desde Buenos Aires, Morales anunció por Twitter que aceptaría el fallo de la justicia a pesar de estar en desacuerdo. “Acataremos esa decisión porque nuestro compromiso y prioridad es que el pueblo salga de la crisis. No caeremos en ninguna provocación, el pueblo volverá a gobernarse a sí mismo, pacífica y democráticamente”, tuiteó. “Bajo amenazas y presiones de procesos, el dirimidor tomó una decisión política ilegal e inconstitucional. La historia demuestra que podrán inhabilitar a Evo pero no podrán proscribir al pueblo”.

Las últimas encuestas indican que el candidato del MAS, el exministro Luis Arce, ganaría los comicios presidenciales de octubre, con el 26% de los votos, aunque no sería suficiente para evitar una segunda vuelta.

Correa tampoco

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ratificó la condena por “cohecho” contra el expresidente Rafael Correa. De esta manera quedó inhabilitado para presentarse como candidato a la vicepresidencia u ocupar cualquier cargo político en las próximas elecciones. El exmandatario lo informó en las redes sociales. “Finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia “definitiva” para inhabilitarme como candidato”, escribió el líder ecuatoriano en Twitter. La semana pasada, el Consejo Nacional Electoral había rechazado la inscripción de su candidatura a la vicepresidencia para las elecciones de febrero de 2021 en la fórmula con Andrés Arauz. El ente electoral le exige a Correa, que reside en Bélgica, que registre su postulación en persona. Ahora, tras la confirmación de su sentencia, de regresar al país sería detenido para cumplir con una condena de ocho años. Sin embargo, el exmandatario dijo que seguirá su vida en Bruselas. También dijo que recurrirá a instancias internacionales para revisar su caso.

Tanto Correa y como el exvicepresidente Jorge Glas fueron ratificados por el Tribunal de Casación de la CNJ como culpables del delito de cohecho en el caso “Sobornos 2012-2016”. Según la sentencia, ambos instigaron a Pamela Martínez, exasesora de Correa, para que organice la distribución de los sobornos y el sistema ilícito en una oficina paralela a la Presidencia de la República, informó El Comercio. En tanto que los exfuncionarios del ejecutivo Alexis Mera, Vinicio Alvarado, María de los Ángeles Duarte y Walter Solís, así como Viviana Bonilla, Cristian Viteri y la propia Martínez, fueron confirmados como coautores del delito de cohecho agravado, según los jueces.

El expresidente cuestionó todo el proceso legal y dijo que se trata de un caso de persecución política hacia su partido. “Nunca antes se dio un recurso de Casación tan rápido. Tardaron sólo 17 días. El objetivo era claro. Sin embargo vamos a ganar, vamos a arrasar en febrero próximo”, dijo el economista. También manifestó que seguirá con su vida en Bélgica tal como lo había planificado en 2017. “Estaba preparado para esto. Eso no quiere decir que no me duela. Ahora me preocupa la gente que está presa en Ecuador. Habrá que seguir luchando”, dijo Correa. A su vez pidió mantener el apoyo a su partido para las próximas elecciones. “No entienden que lo único que hacen es aumentar el apoyo popular. Yo estaré bien. Denle toda la solidaridad a perseguidos allá. Recuerden: a lo único que nos condenan es a vencer”, dijo el exmandatario a TuVozTV. Consultado sobre quién ocupará ahora la candidatura a la vicepresidencia Correa vaticinó algunas posibilidades. “Mi propia hermana, Pierina Correa, podría llegar a ser candidata. También Carlos Carrascal que ya participó en las primarias de nuestro partido”, sostuvo el expresidente.

La causa Sobornos se configuró a partir del testimonio como arrepentida de Martínez. La exasesora de Correa presentó un cuaderno donde había registrado ilícitos del exmandatario y otros funcionarios. Por su cooperación el tribunal dispuso para Martínez la pena de 9 meses y 22 días. El expresidente dijo que el proceso se orquestó tras la traición del actual presidente Lenín Moreno. “En Ecuador no hay estado de derecho. Vamos a recurrir a instancias internacionales. Pero falta para eso. Ahora vamos a ganar las elecciones”, sostuvo el economista.