La extracción de niobio por parte del gobierno venezolano y la entrada de Rusia en la movida preocupa a Brasil, que explota el material estratégico para el desarrollo del país.

Un reciente informe militar publicado en Veja Magazine el 23 de agosto, alertó a Planalto sobre los movimientos de Venezuela para explorar y vender niobio a Rusia, poniendo al Gobierno de Brasil en alerta, mientras que la Empresa Brasileña de Metalurgia y Minería suspenderá temporalmente la producción de niobio.

La extracción de niobio por parte del gobierno venezolano y la entrada de Rusia en la movida preocupan a los militares de Brasil. El área militar recuerda a Planalto que Estados Unidos definió al niobio como material estratégico para el desarrollo de Brasil.

El metal se utiliza principalmente en la producción de aceros especiales y superaleaciones y actúa como “mejorador”: 400 gramos por tonelada son suficientes para producir aceros más ligeros y resistentes.

La mayor reserva de niobio activo del planeta, se encuentra en la ciudad de Araxá en Minas Gerais, Brasil que actualmente es producida por la estatal metalúrgica carioca y exportada a más de 50 países.

En Brasil, la Empresa Brasileña de Metalurgia y Minería posee más del 90% de las reservas de niobio en actividades en el mundo. A pesar de controlar el 80% del suministro mundial, Brasil no es el único país con reservas de este metal.

Según datos de la Agencia Nacional de Minería (ANM), además de Brasil, los otros dos países que participan en el mercado global son Canadá y Australia. Según datos del Instituto Brasileño de Minería (Ibram), existen 85 depósitos cuantificados en el mundo, entre ellos Canadá, Australia, Rusia, Estados Unidos y varios países de África.

En varias ocasiones el presidente Jair Bolsonaro se ha referido con orgullo sobre este ansiado mineral, que durante un viaje realizado a Japón a mediados de año, mostró en video una cadena y cubiertos hechos con niobio. A pesar de los anuncios hechos por el presidente ayudando al metal a ganar fama, el mercado sigue estando muy restringido.

La mayor reserva de niobio en operación del planeta se encuentra en la ciudad de Araxá, en la región del Triângulo Mineiro y Alto Paranaíba. Solo en Araxá, las reservas se estiman en más de 800 millones de toneladas de mineral, volumen suficiente para garantizar incluso más de 100 años de producción, manteniendo la demanda actual. Pero si considera los depósitos minerales en rocas subterráneas, se estima que la capacidad de exploración tiene más de 400 años.

Pero además de las reservas de Araxá, hay producción del material en Goiás y en pequeñas cantidades en Amazonas y Rondônia, además de reservas sin explotar en áreas indígenas.

Además de CBMM, los otros 2 productores que operan en el mercado mundial, el canadiense Niobec y el chino CMOC, son responsables de la extracción de niobio en la mina Catalão (GO).

Con información de CPG.

Opina que es gratis