El candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia, Luis Arce, denunció que factores de la derecha boliviana impulsó lo que su partido denomina golpe de estado y se repartieron las instituciones del Estado como “botín de guerra”.

“El MAS es el único partido de izquierda que está compitiendo en estas elecciones y al frente tenemos a todos los partidos de derecha, todos son lo mismo, todos han participado en el golpe de noviembre, todos han generado este gobierno de facto que tenemos”, aseguró Arce tras entrevista al canal boliviano ATB.

DIjo que se alinearon con el gobierno de facto de Jeanine Áñez, repartiendo las instituciones del Estado entre personajes como Fernando Camacho, Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga, entre otros, quienes ahora son candidatos presidenciales, reseña HispanTv.

“Camacho tenía el Servicio de Impuestos Nacionales, Mesa tiene el Tribunal Supremo Electoral (TSE), todo ha sido repartido, el Estado ha sido un botín de guerra, se han repartido al Estado, han usufructuado al Estado y creo que eso, por supuesto, a todos los bolivianos nos indigna”, recalcó.

Arce abordó posibles alianzas con otros grupos políticos para asegurar la victoria en las elecciones del próximo octubre. Al respecto, subrayó que el MAS no realizará ninguna alianza política como siempre lo hizo el neoliberalismo.

El único compromiso, prosiguió, que tiene el MAS —partido del expresidente boliviano Evo Morales— es atender las necesidades del pueblo boliviano y ayudarle a salir de la crisis económica, política y social que dejó el gobierno de Áñez.

Opina que es gratis