La Cámara de Diputados de Chile rechazó el polémico proyecto sobre Educación Sexual Integral que se discutía en el Congreso.

En concreto, la iniciativa buscaba establecer bases generales para la educación sobre sexualidad y afectividad de niños, niñas y adolescentes (NNA) en los establecimientos educacionales.

En el texto se había expuesto que era deber del Estado la protección, promoción y garantía del ejercicio pleno de este derecho.

Adicionalmente se expuso en la iniciativa que la educación, sexualidad y afectividad es aquella impartida desde la educación parvularia, siendo ese uno de los puntos más controvertidos durante el debate.

Tras no contar con los votos necesarios, este proyecto no va a continuar con su tramitación, archivándose la propuesta presentada en septiembre del año pasado principalmente por parlamentarios de oposición.

Al respecto, una de las autoras del proyecto, la diputada Camila Rojas del Partido Comunes, aseguró lamentar que la moción no haya sido aprobada.

“Lo lamento porque esta materia es sumamente importante (…) lo dicen los organismos internacionales. La educación en sexualidad, afectividad y género es fundamental para los niños y niñas”, indicó la parlamentaria.

Junto con eso, Rojas aseguró que buscarán insistir por la vía legal con otro proyecto que apunte a la misma materia.

Por su parte, el diputado de la ultraderechista UDI, Sergio Bobadilla, celebró el rechazo del proyecto, argumentando que el proyecto atentaba contra la libertad de enseñanza.

“Los padres de nuestro querido país deben estar felices, porque lo que se ha logrado precisamente es resguardar el derecho preferente que tienen los padres y apoderados a elegir la educación para nuestros hijos”, afirmó el gremialista.