Alejandro Entrambasaguas, el periodista favorito del ex ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, se sacó la careta con la que recorrió Bolivia mientras que el ministro le filtró información para perjudicar al caído gobierno de Evo Morales y se refirió a los bolivianos términos racistas y clasistas que, en su país, podrían incluso constituir un delito de odio.

Tras la victoria del Movimiento Al Socialismo, el periodista, que es investigado en España por acoso de menores, participó en una charla virtual con un colega para “analizar” la votación que llevó a Luis Arce al poder.

“Evidentemente en Bolivia hay una gran masa de población que es ignorante, que no está al tanto de las cosas que suceden ¿Crees que gran parte de este resultado se explica por este factor?”, le pregunta su amigo a lo que el vocero del gobierno que nadie eligió contesta “Yo creo que sí”.

Y siguió: “El votante medio del Movimiento al Socialismo, es un votante con un nivel intelectual nulo, o sea, prácticamente inexistente, ya no te digo cultural, no tienen prácticamente nivel”.

Pero su nivel de ignorancia fue creciendo:

“Hay que recordarle a la gente que nos está viendo acá en España, el votante medio del partido de Evo Morales no tiene nada que ver con el votante medio que tiene aquí Podemos”.

“Aquí (en España) quieras o no todo el mundo sabe lo que es un teléfono móvil, sabe lo que es internet, pero la mayoría de la gente que ha votado a Evo Morales es gente que vive en el campo, es gente que no sabe lo que es un teléfono móvil, no sabe lo que es internet y mentalmente no tiene absolutamente ni idea de prácticamente nada”, dijo con una sonrisa en la cara.

Según el vocero de la derecha, los votantes del MAS (más de la mitad de los bolivianos según la elección del 18 de octubre) “son analfabetos literales, hay mucha gente que no sabe hablar el español. Hablan aymara, quechua o idiomas nativos indígenas y no tienen ni idea de lo que es la civilización”.

 

Opina que es gratis