El “comandante Uriel”, uno de los principales jefes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), fue abatido en una operación militar en el noroeste de Colombia, informó este domingo (25.10.2020) el presidente Iván Duque.

“Este es un golpe de suma importancia porque ha caído una de las figuras más visibles de esa organización terrorista”, declaró el mandatario en una alocución realizada en Quibó, departamento de Chocó, donde tuvo lugar el ataque.

Duque confirmó la muerte que Andrés Felipe Vanegas Londoño, también conocido como “Pedro”, tercer jefe del Frente de Guerra Occidental del ELN, que opera en esa región noroccidental.

Activo en las redes

“Ha caído una de las figuras más visibles de esa organización terrorista, un delincuente que usaba las redes para hacer apología del delito”, expresó Duque. Añadió que ‘Uriel’ era uno de los guerrilleros que se adjudicó el atentado a la escuela de cadetes en Bogotá.

“Cayó un criminal peligroso, responsable de delitos como secuestro, asesinato de líderes sociales, hostigamiento a poblaciones, asesinato de soldados y policías y estimular el reclutamiento de menores”, insistió el gobernante.

A Quibdó también se desplazaron el fiscal general, Francisco Barbosa, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y la cúpula de las Fuerzas Militares y de Policía.

Trujillo dijo que este es un paso muy importante en la creación de más condiciones de seguridad para lograr la reactivación del país. “Seguiremos combatiendo con toda la fuerza legítima del Estado a los grupos terroristas porque los colombianos tenemos derecho a vivir tranquilos”, expresó.

Por su parte, el fiscal Barbosa dijo que se venía adelantando una investigación contra “Uriel”, contra quien se había girado orden de captura por “rebelión y terrorismo”.

Opina que es gratis