Centenares de activistas de derecha se congregaron este lunes en las puertas de varios cuarteles exigiendo un gobierno militar mientras exjefes castrenses comenzaron a lanzar proclamas para instaurar un régimen de fuerza y varias cuentas de redes sociales se dedicaron  a llamar a la gente para que salga a las calles a exigir a los uniformados que encabecen un golpe de Estado.

Según reportó el periódico El Deber, en twitter, los activistas se congregaron en las puertas de la Octava División del Ejército, en la ciudad de Santa Cruz, exigiendo que los militares tomen el mando del país.

De manera coincidente, exjefes militares, como David Flores Mancilla, emitieron videos en los que desconocen los resultados de las elecciones generales y llaman a conformar un gobierno militar-civil-policial-campesino.  “No se sorprendan que vamos a estar pronto con buenas noticias”, asegura el exuniformado.

Según el portal digital de Facebook denominado Juventud Libre, en varios lugares del país hay grupos de personas cerca de los cuarteles exigiendo “apoyo a la transmisión constitucional del poder a una junta militar para evitar este segundo fraude electoral”.

“¡La patria está en peligro, auxilio militar!”, gritaban los negacionistas que creen saber más que la ONU.

En los letreros destacaban frases como “oremos por Bolivia y un gobierno temeroso de Dios”, “el socialismo trae más pobreza y violencia”, además la gente iba acompañada con banderas cruceñas o de la tricolor. El viernes, el Tribunal Supremo Electoral reconoció al binomio de Luis Arce y David Choquehuanca (MAS) como ganador de las elecciones nacionales.

Las protestas también piden que el expresidente Evo Morales no retorne al país.

El aún Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que si el nuevo gobierno toca a policías o militares, el pueblo se levantaría.

Por su lado, la exministra de Salud, Gabriela Montaño, tuiteó que las reuniones frente a los cuarteles y el pedido de conformar una junta militar, son un delito de sedición. “¡Es inaceptable que un grupo de personas pretenda semejante locura!”, escribió la exautoridad del MAS.

En las elecciones democráticas del domingo 18 de octubre, el binomio del MAS- IPSP conformado por Luis Arce y David Choquehuanca, ganó la preferencia electoral con el 55,10 por ciento de la votación con una ventaja de más de 26 puntos sobre Carlos D. Mesa.

Para este martes se prevé que el Tribunal Supremo Electoral entregue las credenciales a diputados y senadores electos. El miércoles entregará esos documentos al binomio ganador que prevé su posesión para el 8 de noviembre.