En su primer viaje internacional desde que inició la pandemia, el presidente Iván Duque fue recibido con los reclamos de varios ciudadanos en La Paz, Bolivia, a donde llegó para asistir a la posesión del presidente Luis Arce.

Las personas lo cuestionaron por los casos de líderes sociales a los que les han quitado la vida en los últimos años. De acuerdo a los manifestantes, las Águilas Negras y otros paramilitares son los que han accionado en contra de los defensores de Derechos Humanos. Además, pedían que se cumpliera el acuerdo de paz con los desmovilizados de las Farc.

Inicialmente el mandatario pasó de largo y prácticamente no le prestó atención a las arengas en su contra; sin embargo, cuando alguien le gritó varias veces “paramilitar”, se devolvió un poco molesto e increpó a esa persona diciéndole: “¿por qué me dices paramilitar, si no lo soy?”

Ante esto, el manifestante aprovechó para decirle que “el paramilitarismo está en su gobierno”, a lo que Duque respondió que siempre han enfrentado a esos grupos “con mucha coherencia”. Al final del video difundido en redes sociales el Jefe de Estado dice: “además, te digo una cosa: los están matando los mismos carteles de las disidencias”, y se va con sus escoltas y los medios de comunicación que lo acompañaban.