Violeta Bermúdez es la carta de Francisco Sagasti para presidir el Consejo de Ministros. La abogada de profesión siempre se ha mostrado a favor de la paridad en la política, a fin de que las mujeres adquieran mayor oportunidad de participación en los espacios de poder y en la toma de decisiones. Esta noche, asumió como la quinta premier mujer en la historia del país.

Bermúdez Valdivia tiene el grado de abogada desde 1986 por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Además, en 2019, se recibió con el grado de Magíster en Derecho Constitucional por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Era, desde 2013, profesora de la Facultad de Derecho de la PUCP. De acuerdo con su ficha de docente en esta casa de estudios, sus especialidades son derechos humanos con enfoque en género, gobernabilidad, democracia, políticas públicas y poblaciones vulnerables.

Entre enero y julio de 2002, durante el Gobierno de Alejandro Toledo Manrique, Bermúdez ocupó un cargo en el Ejecutivo como viceministra de la Mujer. Por entonces, la gestión en el sector era dirigida por la ministra Cecilia Blondet Montero.

Previamente, la abogada había sido directora de la organización feminista Manuela Ramos y coordinadora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en materia de democracia, descentralización y derechos humanos. También fue directora de Planificación y Análisis Estratégico de la Oficina de Cooperación Canadiense.

En 2003, volvió al Estado; primero como asesora de despacho ministerial y luego como jefa del Gabinete de Asesores de la Presidencia del Consejo de Ministros. En la última década, ha trabajado como directora de proyectos en la USAID y consultora independiente.

Ha sido integrante del Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral del Jurado Nacional de Elecciones, un cargo ad-honorem que desempeñó durante las Elecciones Regionales y Municipales 2018 y las Elecciones Congresales Extraordinarias de 2020. En este grupo, trabajó junto a otros cuatro juristas, incluyendo a Enrique Bernales Ballesteros, quien falleció en noviembre de 2018.

En 1995, fue representante legal de la ex primera dama Susana Higuchi Miyagawa, quien por entonces afrontaba un proceso de divorcio de su ahora ex esposo Alberto Fujimori Fujimori. En ese momento, Higuchi quiso corregir que la separación se daba por mutuo acuerdo y no por injuria grave de su parte, como alegaba la defensa del ex presidente.

Con su juramentación, Bermúdez se convirtió en la quinta mujer que asume la PCM. La anteceden Mercedes Aráoz Fernández (2017-2018); Ana Jara Velásquez (2014-2015); Rosario Fernández Figueroa (2011); y Beatriz Merino Lucero (2003).

Sus posturas sobre género y política

Bermúdez es autora del libro “Género y Poder” (2019), que aborda los avances y bloqueos en la participación política de las mujeres a lo largo de la historia. A propósito de este tema, la abogada se ha mostrado siempre crítica de la falta de efecto de las cuotas de representación femenina en el Parlamento y otros poderes del Estado.

Por ello, destacó en su momento el proyecto de ley de paridad y alternancia; norma que integró el paquete de reformas políticas del Ejecutivo y que fue finalmente aprobada por el Congreso este año.

Como especialista en género, la abogada ha sido consultada respecto de la violencia hacia las mujeres y del pico estadístico en casos de feminicidio. En una entrevista de 2018 con el diario El Peruano, declaró: “Me parece muy útil contar con información oficial sobre las estadísticas de estos hechos, pero es brutal que en el país ocurra un promedio de cerca de 11 feminicidios por mes, es decir, cada tres días se está asesinando a una mujer y eso sí es sumamente grave”.

En 2019, Bermúdez publicó un artículo en este Diario titulado “Enfoque de género: herramienta para la igualdad”, donde defiende la inclusión de esta guía en el Currículo Nacional de Educación.

Otra de sus materias de estudio es el Derecho de Familia y, en 2017, se pronunció con otro artículo de opinión titulado “Modernicemos las normas de familia”. En el texto, criticaba un fallo del Poder Judicial respecto de la reproducción asistida.

En febrero último, en entrevista con RPP, la abogada se refirió a la selección que debe hacer el Congreso sobre seis magistrados para el Tribunal Constitucional. En ese entonces, sostuvo que debería primar un mecanismo ordenado y transparente en el proceso. “Definitivamente, esta elección necesitará de transparencia y reglas claras. Considero que, si hay voluntad política de aprobar una agenda concertada y se definen prioridades, sí sería posible concretar este tema pendiente”, dijo.

En octubre de 2019, luego de la disolución del Congreso de la República, Bermúdez expresó en entrevista con el mismo medio que el TC no debería rechazar de plano la solicitud de demanda competencial que por entonces presentaba el ex congresista Pedro Olaechea en busca de una reposición.

Señaló que el alto Colegiado debía acceder a evaluarla por convicciones democráticas: “Considero que, en todo Estado democrático de Derecho, debe haber siempre la oportunidad de revisar una decisión tan trascendente como la disolución de un Congreso. No deberíamos llegar al absurdo de que un poder tome una posición y nadie la pueda cuestionar porque preferimos ser formalistas. Más bien, deberíamos apostar a que se pronuncie -favorable o desfavorablemente, pero que zanje- el órgano más competente”.

Opina que es gratis