Las autoridades de Rusia informaron este martes que abrió una investigación penal en contra de los testigos de Jehová, movimiento religioso prohibido desde 2017, por “actividades extremistas” y organizar “reuniones de conspiradores”.

En un comunicado, el Comité de Investigación de Rusia, informó que abrió una investigación contra los testigos de Jehová por organizar “reuniones de conspiradores” en un departamento de Moscú desde junio de 2019.

“Los adeptos estudiaron literatura religiosa y otras informaciones (…) propagando las enseñanzas de los Testigos de Jehová”, señala el documento.

Asimismo, las autoridades señalaron que los allanamientos contra este movimiento religioso fueron realizados en más de 20 regiones de toda Rusia. Dichos allanamientos se llevaron a cabo con el apoyo del ministerio del interior, el Servicio Secreto (FSB) y la Guardia Nacional (Rosgvardia).

El Comité de Investigación acompañó el comunicado de un video en el que aparecen hombres encapuchados y vestidos de negro irrumpiendo en un apartamento. En las imágenes también aparecen billetes de diferentes países.

El tribunal supremo de Rusia prohibió en abril de 2017 el movimiento religioso de los testigos de Jehová. Esto porque el ministerio de Justicia los considera “extremistas”. Desde la prohibición, varios miembros de la congregación han sido condenados a penas de prisión.

Este movimiento religioso fue fundado en la década de 1870 por Charles Russell, en Estados Unidos. Dicho movimiento se autodenomina como cristiano.

Opina que es gratis