La alianza oficialista venezolana del Gran Polo Patriótico (GPP) ganó con rotundidad las elecciones legislativas celebradas este domingo con el 67,6 % de los votos emitidos, cuando se ha recontado el 82,35 % de las papeletas, según los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Hasta el momento, se han contado 5.264.104 votos, de los que 3.558.320 fueron para el GPP, mientras que una alianza encabezada por los partidos tradicionales Acción Democrática (AD) y Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) quedó en segundo lugar con 944.665 sufragios, lo que supone el 17,95 %, detalló la presidenta del CNE, Indira Alfonzo.

La funcionaria no precisó cuántos de los 277 escaños corresponden a cada fracción política.

«Hemos vuelto a ganar con votos. Todo lo que tenemos lo hemos conseguido con votos. No con balas. Sin intervencionismo. Hemos cumplido. Le doy las gracias a Dios y al espíritu inmortal de Simón Bolívar y de nuestro Comandante Supremo». Nicolás Maduro se ha atribuido la victoria en una convocatoria electoral organizada por el régimen chavista en la que, según datos oficiales, la participación ha sido de un 31%. La oposición al régimen destaca una abstención superior al 80%.

«Aquí estamos ratificados y contraratificados. Por el amor de un pueblo», ha declarado Maduro, que ha asegurado que le queda mucho tiempo en el poder.

El oficialismo, representado por el Gran Polo Patriótico, obtiene dos tercios de la Asamblea Nacional, en unas elecciones en las que la mayoría de la oposición ha pedido no acudir a las urnas. En 2015 la participación fue de un 70%: unos 14 millones de venezolanos acudieron entonces a las urnas.

La oposición logró entonces una histórica mayoría en la Asamblea Nacional. Ahora han votado, de acuerdo con el chavismo, 5,2 millones de venezolanos, que habrían dado al Gran Polo Patriótico un 67,6% de los votos, según el Centro Nacional Electoral.

Guaidó: «El pueblo dio la espalda a Maduro»

El presidente encargado, Juan Guaidó, que encabeza el bloque opositor al régimen que pedía la abstención, ha asegurado que Maduro «ha perdido el apoyo popular». «La mayoría de Venezuela dio la espalda a Maduro y a su fraude», ha dicho en un video difundido en sus redes sociales.

Guaidó ha aludido a la «extorsión» del régimen a un pueblo que padece hambre. El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo en un mitin: «El que no vota no come».