La natalidad en Chile aumentó por primera vez en cuatro años gracias a las mujeres migrantes, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) según la prensa local.

Un reportaje de la televisora TVN señala que las cifras más recientes sobre ese tema, recogidas en el Anuario de Estadísticas Vitales 2018, señalan que ese año se inscribieron 221 mil 731 nacidos vivos, dos mil 545 niños más que en 2017, lo que detuvo la tendencia a la baja en las cifras de natalidad en el país.

De ellos, el 14 por ciento de los bebés fueron hijos de mujeres extranjeras, lo que representó un aumento de casi cinco por ciento con respecto al año precedente.

Las mujeres de procedencia haitiana fueron las más prolíficas, con 21,1 por ciento de los recién nacidos, seguidas por las peruanas con 14,7.

Las regiones de Tarapacá (33,7 por ciento), Antofagasta (28,5), y Arica Parinacota (22,8) todas en el extremo norte del país, y la Metropolitana, donde se ubica esta capital, con 21 por ciento, informaron las mayores cantidades de nacimientos de niños de madres extranjeras.

Esos territorios, principalmente la capital, son también las que concentran la mayor cantidad de inmigrantes radicados en Chile.

El reportaje expone que la tasa global de fecundidad del país, es decir, el número de hijos promedio que tendría una mujer durante su vida fértil, de los 15 a los 49 años, fue de 1,56, la cual según los datos del INE está por debajo del nivel de reemplazo generacional, que se considera de 2,1 hijos por mujer.

La tasa especifica de fecundidad en la edad adolescente –de los 15 a los 19 años- se redujo nuevamente, al alcanzar 23,2 nacimientos por cada mil mujeres en ese rango de edades.

Otros datos del informe del INE dan cuenta de que en 2018 se celebraron 63 mil 187 matrimonios en Chile, mil 867 más que en 2017, mientras que se realizaron siete mil 256 acuerdos de unión civil, más de mil en comparación con el año anterior.

El 79,6 por ciento de esas uniones correspondió a parejas heterosexuales y el 20,4 fueron de uniones entre personas del mismo sexo, a partes iguales entre los emparejamientos de hombres y los de mujeres.