De las 16 personas que el 11 de abril podrían resultar electas para gobernar Perú, solo dos son mujeres. Ambas comparten el tercer lugar entre los candidatos preferidos, aunque sus ideas son casi antagónicas. Keiko Fujimori y Verónika Mendoza tienen 8% de intención de voto, y se acusan de ser ‘Caperucita’ y el ‘lobby feroz’. Esta es su historia.
“Es Caperucita. Se hace la suavecita, pero es roja y peligrosa”, dijo Fujimori sobre Mendoza en una entrevista al diario peruano Trome. “Prefiero mil veces a la Caperucita roja que al ‘lobby feroz’. La Caperucita roja venció al lobo y salvó a su abuelita. Heroína”, contestó su rival. La enemistad entre ambas tiene larga data: Fujimori y Mendoza se enfrentaron en las elecciones presidenciales de 2016, y aunque ninguna ganó, se consolidaron como las principales oponentes de una y otra. ¿A qué se debe tanta hostilidad?

Keiko Fujimori

Keiko Sofía Fujimori Higuchi, de 45 años, compite por tercera vez como candidata a la presidencia de Perú. Con el lema #Rescate2021 y bajo el partido Fuerza Popular, Fujimori se perfila como una de las candidatas con más posibilidades de ganar las elecciones generales.
Conservadora y de derecha, su figura resulta polémica y polariza la opinión de los peruanos. Desde 2018 Fujimori es investigada por el Ministerio Público por presuntos sobornos de Odebrecht durante sus campañas electorales anteriores. Ese año fue detenida preventivamente y liberada tras la concesión de un habeas corpus por el Tribunal Constitucional. En enero del 2020 regresó a prisión preventiva, pero cuatro meses más tarde la medida fue revocada por la Sala de Apelaciones. En la actualidad cumple una medida de comparecencia restringida, que se aplica desde mayo del mismo año.
Además de la investigación a Fujimori, también ha sido investigado el candidato a la presidencia por el Partido Morado, Julio Guzmán. La corrupción en Perú ha sido generalizada. El caso Odebrecht provocó varios incidentes en la política peruana: el suicidio del expresidente Alan García (1985 a 1990 y de 2006 a 2011),​ la orden de detención del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006),​ así como el primer proceso de vacancia contra Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y luego su renuncia a la presidencia.
Muchos también temen que la victoria de Keiko marque el regreso del fujimorismo. La candidata es hija y defensora de Alberto Fujimori —exdictador de Perú entre 1990 y 2000 que está cumpliendo una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad y corrupción—, y en enero de 2021, durante sus primeras apariciones en campaña, anunció que lo indultará si llega a la presidencia.
Además, al igual que su padre, Keiko apoya la privatización de los servicios públicos y la desregulación de la economía; considera que la intervención del Gobierno obstaculiza el crecimiento del país, y que el Estado debe ser “el principal socio de los empresarios”. También cree que el aumento de la seguridad fronteriza permitirá controlar la migración, y promueve la utilización de la policía y las Fuerzas Armadas para vigilar la frontera. Fujimori prometió usar “mano dura” si es elegida presidente, y afirmó que “la democracia no puede ser débil. Debe estar sustentada por un principio sólido de autoridad”.​
La trayectoria oficial en política de Keiko es larga. Durante el Gobierno de su padre, fue primera dama de Perú (1994-2000). Llegó al Palacio de Gobierno con 19 años luego de que su madre, Susana Higuchi, exesposa de Fujimori, decidiera dar un paso al costado y divorciarse tras descubrir una serie de indicios de corrupción.
En 2006 Fujimori resultó electa como congresista de la República por Lima Metropolitana bajo la Alianza por el Futuro, cargo en el que se mantuvo hasta 2011, cuando se postuló por primera vez como presidenta y resultó Ollanta Humala electo (2011-2016).
En 2016 se presentó con Fuerza Popular siendo la candidata más votada en la primera vuelta, pero fue derrotada en segunda vuelta por Kuczynski, en un estrecho resultado final. Con la renuncia de Kuczynski se convirtió en la más encarnizada rival política de Martín Vizcarra y su Gobierno, presidiendo la mayoría parlamentaria hasta la disolución del mismo en 2019.
Fujimori es administradora de empresas, estudió en la Universidad de Boston y luego hizo una maestría en la Universidad de Columbia, ambas en Estados Unidos. Está casada con el estadounidense Mark Vito Villanella, con quien tiene dos hijas.

Verónika Mendoza

Verónika Mendoza Frisch es la principal rival de Fujimori, y una de las favoritas en la carrera presidencial. Con 40 años y bajo el lema #NuevaConsitucion, la líder del movimiento socialista democrático Nuevo Perú y excongresista por Cusco (2011-2016) se postula por segunda vez a la presidencia por el partido Juntos por el Perú.
Al contrario de su rival, Mendoza no registra sentencias ni demandas, y es allí donde apoya su campaña. Mendoza promueve una nueva Constitución para combatir la corrupción y acabar con el legado fujimorista, diversificar la economía —principalmente minera—, fortalecer los derechos de las mujeres, grupos LGBT e indígenas, proporcionar acceso libre al agua y establecer protecciones ambientales más fuertes. También promete reducir la inversión privada en la vida pública, y abordar la migración “con criterios humanitarios”.
“El Perú y la gente demandan cambios de fondo, reformas estructurales que nadie se atreve a hacer. La clase política prefiere seguir con el piloto automático que nos ha llevado a la actual situación, con un estado que deja en el abandono a sus ciudadanos, una economía precaria que deja al 70% en la informalidad. Necesitamos cambios de fondo y estamos dispuestos a hacerlos, con valentía y de la mano de la gente”, dijo durante una entrevista con el periódico local El Comercio.
En 2016, tras no lograr pasar a la segunda vuelta en las elecciones generales, Mendoza apoyó la candidatura de Kuczynski, lo que permitió que venciera a Fujimori.
Mendoza es licenciada en Psicología por la Universidad de París VII Denis Diderot y magíster en Ciencias Sociales de la Universidad Sorbona Nueva-París III (Francia) y en Educación en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (España).
Según la última encuesta de intención de voto realizada por Ipsos para el periódico local El Comercio, ambas postulantes tienen 8%. El favorito de las encuestas es George Forsyth (Victoria Nacional), que con 11% continúa haciendo campaña en el interior del país mientras espera que el Jurado Nacional de Elecciones acepte el recurso contra su exclusión del proceso electoral dictado por el Jurado Electoral Especial de Lima Centro. A Forsyth le sigue Yonhy Lescano (Acción Popular), con 10%.
Opina que es gratis