El sobreprecio en canastas de alimentos llega a un 44% en algunas regiones, según el informe de Contraloría. En promedio, a nivel nacional, se gastó cerca de 5 mil pesos más en cada caja entregada por el Gobierno.

La Contraloría General de la República de Chile detectó sobreprecio en canastas de alimentos adquiridas por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, en el marco del Plan Alimentos Para Chile, política impulsada debido a la crisis económica derivada de la pandemia.

De acuerdo al informe, cuyos datos fueron recogidos por el Diario Financiero, advierten significativas diferencias entre el gasto promedio de las canastas familiares versus otros precios alternativos observados entre el 18 de mayo y el 30 de junio del año pasado.

El análisis del ente contralor arroja que si bien en Tarapacá la compra pudo haber costado $28.693 por canasta (unos 32 euros), se compró a un precio de $51.524 (55 euros) por unidad. En Maule, se gastó $36.820 por caja frente a una alternativa promedio de $22.753. En Antofagasta en tanto, el valor promedio menor fue de $26.783, pero se incurrió en un fasto de $41.643 por canasta.

En promedio a nivel nacional se pagó $29.854 por canasta, cuando pudo haber sido de $25.101 por cada una.