El congresista Carlos Simeón Hurtado, del partido Acción Popular, presentó un proyecto de ley que busca regular de manera estricta y detallada una serie de aspectos relacionados con el uso de las redes sociales, e impone multas de hasta 430.000 soles (97.000 euros) a quienes incumplan algunos de sus puntos, además de penas de hasta siete años de presidio a quienes difamen o divulguen información falsa.

El primer apartado del proyecto de Ley 7222/2020-CR, ingresado al Poder Legislativo el 26 de febrero pasado, es taxativo: los menores de 14 años no podrán acceder a las redes sociales si es que esta tentativa legal llega a ser aprobada. Asimismo, prohíbe el uso de perfiles falsos y la publicación de datos o imágenes de un tercero sin su consentimiento expreso.

El objetivo que hay detrás de todas estas prohibiciones es “regular el uso indebido de medios tecnológicos en telecomunicaciones, como las redes sociales y aplicaciones. Asimismo, se busca establecer parámetros y procedimientos generales del uso de las redes sociales en Internet que permitan proteger a los usuarios frente a conductas lesivas o potencialmente peligrosas, resultado de la extralimitación o uso inadecuado de las redes sociales virtuales”.

La propuesta también pretende que el Estado establezca alguna forma de control parcial sobre la red, aunque destaca que ello no debe “menoscabar la libertad de expresión”. También se quiere prohibir la descarga libre y gratuita de contenidos protegidos por los derechos de autor, la publicación de “comentarios insultantes o amenazantes”, el acceso a contenidos ilegales y sobreexponer la identidad o información personal sensible en los perfiles de las redes sociales.

Por si fuera poco, obliga a los administradores de redes sociales, Facebook por ejemplo, a restringir el acceso a los perfiles solo a las personas conocidas por el dueño de la página, algo que en realidad ya se puede hacer sin necesidad de una ley. En otro punto exige al Gobierno que firme acuerdos y establezca códigos de conducta con “las redes sociales que operen dentro del territorio nacional, como Facebook, Twitter, YouTube y Google”, siendo este último en realidad un buscador y no una red social.

“Las redes han ido destapando una agresividad que siempre ha estado ahí y publicitan ante millones de personas injurias, ofensas, agravios, ultrajes, sarcasmos, chistes e ironías en forma de comentario en las redes sociales”, señala el congresista, que no actualiza su cuenta en Twitter hace más de cinco meses.

Para Miguel Morachimo, experto en temas legales entrevistado por RPP Noticias, el proyecto es casi idéntico a uno publicado en 2019 en Colombia e ignora muchos capítulos legales que ya prohíben descargar contenido ilegal o protegido por el derecho de autor, por ejemplo, además de leyes sobre protección de datos o violencia de género en línea.

El proyecto estipula, asimismo, multas de hasta 430.000 soles y 7 años de cárcel si a alguien se le pasara por la cabeza no respetar alguna de las disposiciones legales de la iniciativa, que ahora deberán ser discutidas en el Parlamento. Curiosamente, en el texto no se menciona ni a Instagram ni a TikTok, las dos redes sociales más usadas por los jóvenes, incluidos los menores de 14 años.