Pero la movida trae un truco: en vez de ser un artículo transitorio, los legisladores apostaron por una reforma permanente a la Constitución, a diferencia del visado por la Mesa de la Cámara de diputados a comienzos de la semana.

Lo anterior en respuesta a lo que ocurrió en el segundo retiro de los diputados, cuando finalmente la herramienta fue declarada como inconstitucional.

Con esta innovación, los congresistas esperan evadir un viaje del proyecto al Tribunal Constitucional (TC) y también como una forma de ganarle el gallito a La Moneda, porque el Gobierno ya anunció que acudirá al órgano jurisdiccional en caso que medidas de esta naturaleza vuelvan a avanzar.

Este proyecto de tercer retiro también busca beneficiar a aquellos jubilados que hayan optado por rentas vitalicias, algo similar al segundo proyecto de tercer retiro impulsado por la bancada regionalista previo al receso legislativo.

Si la idea se admite a trámite, el texto sería llevado a la Comisión de Constitución de la Cámara. No obstante, allí se enfrentará a otro obstáculo: su presidente, Matías Walker (DC).

El diputado pronto dejará el cargo y en esa línea ha afirmado que en lo que le quede de mandato no pondrá en tabla proyectos como este, además porque ya hay un fallo del TC en la materia.

Su postura ha causado molestia en diputados de la oposición, quienes han criticado a Walker. Incluso su correligionario Gabriel Silber se sumó a los emplazamientos.

En conversación con Radio Bío Bío en el Congreso, el jefe de bancada de la DC, el diputado Daniel Verdessi, señaló que conversará con Walker para que en bloque se apoye este tercer retiro.

¿Qué dice la propuesta?

En concreto, el documento de artículo único apunta a modificar el numeral 18 del artículo 19 de la Constitución Política de la República de Chile.

“Sin perjuicio de lo anterior, toda persona afiliada a un sistema previsional de capitalización individual, cuyo financiamiento provenga de cotizaciones obligatorias, tendrá derecho realizar, por única vez y de forma voluntaria, (a) un retiro por hasta el diez por ciento de los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual. Este retiro procederá conforme a lo establecido en la disposición trigésimo novena, con excepción de su inciso cuarto”, establecieron.

“De igual modo procederá el derecho a retiro establecido en el inciso anterior para los afiliados del sistema privado de pensiones que hayan optado por algún tipo de renta vitalicia. Para dicho efecto se considerará el retiro como un pago anticipado de sus rentas, el cual deberá ser retornado a prorrata de la totalidad de los montos de pensión por pagar al asegurado calculados en base a la tabla de mortalidad elaborada de conformidad con la ley vigente”, añadieron.

“Finalmente, el retiro a que refieren los incisos que anteceden quedarán sujetos a la retención, suspensión y embargo por deudas originadas en obligaciones alimentarias, por lo que serán plenamente aplicables las disposiciones establecidas en la ley para estos efectos. Las personas cuyas rentas se regulen de conformidad a lo dispuesto en el artículo treinta y ocho bis quedarán impedidos de solicitar el retiro a que se refiere la presente disposición”, cerraron.

En el mismo escrito, los parlamentarios aseguraron que los dos retiros realizados con anterioridad ayudaron al gobierno de Sebastián Piñera “a sortear la crisis económica social con ciertos grados de estabilidad, ya que las personas han podido contar y disponer de sus recursos en momentos de extrema necesidad”.

Por ello, debido a los coletazos derivados de la pandemia de covid-19, los legisladores creen que “ante la inacción del Gobierno actual debemos buscar soluciones rápidas y eficaces desde el Parlamento a fin de que la ciudadanía cuente con herramientas que le permitan seguir sorteando la crisis económica que golpea al país”.