La editorial Heterodoxia publica las memorias de un personaje central en la historia de la política en Bolivia. El libro será presentado el 16 de marzo y ya está disponible para la venta.

¿Quién es Antonio Araníbar Quiroga? En la actualidad, está por cruzar los 80 años y para las nuevas generaciones puede ser un personaje casi desconocido. Antonio Araníbar Quiroga es abogado, diplomático, consultor internacional y un político que fue parte una generación en una época política clave. El libro recorre varios momentos históricos nacionales: la lucha de la izquierda durante la dictadura, el nacimiento del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Bolivia, partido del que se terminaría alejando para crear el Movimiento Bolivia Libre (MBL) con el que se postuló a la presidencia, su acercamiento al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y su posterior función como canciller del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni).

La política como opción de vida: Las memorias de Antonio Araníbar”, se presenta este 16 de marzo en un evento virtual debido a la pandemia y ya está disponible para pedidos a través de su sitio web www.heterodoxia.net y del Whatsapp comercial 72147513. El libro tiene un formato de 25 x 15 cm, cuenta con 348 páginas y tiene un costo de Bs. 100.

Llevamos muchísimo tiempo conversando con Toño y afinando impresiones y miradas sobre la importancia histórica de su generación y de él, en particular, para resistir y derrotar a las dictaduras militares de los 70s del siglo pasado y el consiguiente correlato expresado en la construcción de la democracia post dictatorial en Bolivia”, indica Ricardo Balcázar, de la editorial Heterodoxia.

En el proceso de edición, según relata Balcázar , no se trató solamente de componer un libro de memorias, la idea fue incorporar la mirada de un protagonista y testigo fundamental de una época vibrante y llena de contenidos, que recuerde y acerque la lucha inclaudicable del pueblo boliviano para alcanzar su libertad.

La esencia de todo radica en la convicción de que es imprescindible la reconstrucción de la memoria histórica en nuestro país, habida cuenta la endémica tendencia que tienen quienes llegan al gobierno de comportarse bajo la feroz y perturbadora influencia de un complejo Adánico (“duro de matar”)”, dice Balcázar.

El libro se divide en 21 capítulos como una narración personal pero también da un vistazo a una generación política y cultural de jóvenes cristianos, iniciada a principios de los sesentas en Bolivia, generación que experimentó una compleja metamorfosis. Es así como Araníbar, vivió en el epicentro de este cambio generacional.

Unos se fueron a la guerrilla y fallecieron; otros fundaron, con otras fuerzas, el MIR y combatieron heroicamente a las dictaduras acercándose particularmente al histórico movimiento minero”, escribe Fernando Calderón en el prólogo.

El libro también repara sobre la polémica que envuelve el pasado de Araníbar, un pasado por el que sus detractores afirman tiene que rendirle cuentas al país: “Vendió al país”, “Se alió con los neoliberales”, “Terminó metiéndose con la derecha más rastrera”, “Tracionó a los trigos limpios”, se ha alegado en varias oportunidades.

Es en medio de esta vorágine histórica en la que se desarrollan las memorias de Araníbar, su ruptura con el MIR, su nuevo camino con el MBL, su decisión de aliarse con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), la firma del contrato ENRON, explica Balcázar: “Lo que la vida política le dejó, lo que la vida política le adeuda. Las memorias de Araníbar son un testimonio de su época, y quizás un recordatorio de cómo llegamos a tener este presente”.

Balcázar también señala que Heterodoxia quiso darle voz a Araníbar para que pueda dialogar, como tantas veces lo hizo, con Bolivia. Para que pueda contar su lado de la historia. Además, con este libro, la editorial inaugura una biblioteca bautizada como “La otra historia”, para darle voz a los que quedan sobrepasados por la narrativa que tratan de imponer los medios tradicionales.