Los magistrados de la corte Interamericana de Derechos Humanos declararon como improcedentes todas las recusaciones que interpuso el Estado colombiano en el juicio que se sigue por la violación y secuestro de la periodista Jineth Bedoya.

Dos días después de que el director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado Camilo Gómez recusó a los magistrados de ese Tribunal internacional, alegando falta de garantías e imparcialidad, esa alta Corte expidió un comunicado en el que señala:

1. Declarar improcedente la recusación efectuada por el Estado contra la Presidenta Elizabeth Odio Benito, el Vicepresidente Patricio Pazmiño Freire y los Jueces E. Raúl Zaffaroni y Ricardo Pérez Manrique.

2. Declarar improcedente la solicitud del Estado de nulidad de todo lo actuado a partir del momento en que la Corte conoció de la recusación del Estado.

3. Declarar improcedente la solicitud del Estado de excluir del expediente internacional aquellas preguntas formuladas por los Jueces y Jueza que dieron lugar a la solicitud de recusación.

4. Declarar improcedente la solicitud del Estado de remitir el presente incidente de recusación a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

5. Declarar que corresponde que la Corte, en composición conformada por la Presidenta Elizabeth Odio Benito, el Vicepresidente Patricio Pazmiño Freire y los Jueces Eduardo Vio Grossi, Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, E. Raúl Zaffaroni y Ricardo Pérez Manrique, continúe con el conocimiento del Caso Bedoya Lima y otra Vs. Colombia hasta su conclusión.

Después de retirarse de la audiencia en el juicio internacional, en la noche de este miércoles el Estado Colombiano pidió a la periodista llegar a una “solución amistosa”, propuesta que fue calificada por la FLIP como un acto inapropiado

Opina que es gratis