En una sola semana, la policía política chilena, los Carabineros, cometieron más de diez delitos para tratar de controlar las protestas sociales aun vigentes en el país.

Vía Gamba