Aunque el presidente chileno Sebastián Piñera no lo quiera, el proyecto para un tercer retiro de fondos previsionales como medida de emergencia por la pandemia avanza en la Cámara de Diputados. La comisión de Constitución de la Cámara  resolvió dejar dos paquetes de proyectos: se refunden tres proyectos en un paquete y por otro lado se refunden las restantes dos iniciativas en otro paquete.

En el primer paquete quedan los tres proyectos que son reformas permanentes, que requieren un cuórum mayor pero que son más simples. Éstos no incluyen temas adicionales, como por ejemplo el bono de reconocimiento y las rentas vitalicias.

En tanto, se separan en otro paquete otros dos proyectos que son reformas transitorias, que son los que impugnó finalmente el Tribunal Constitucional y que requiere de un cuórum menor.

En la instancia varios diputados señalaron que los plazos no daban, puesto que la semana subsiguiente el calendario establece semana distrital, lo que se traduce en la ausencia de los parlamentarios.

Pese a lo anterior, la próxima semana se desarrollarán audiencias y la comisión votará en general los dos paquetes por separado, instancia en que se dirimirá si pasará o no a la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados, donde se resolverá si se avanzará o no.