El 18 de mayo de 2016, José “Ñeñe” Hernández, el ganadero que fue centro del escándalo conocido como la “ñeñepolítica” en 2020, que murió asesinado un año antes y cuyas conversaciones develaron presuntos aportes suyos “por debajo de la mesa” a la campaña del presidente Iván Duque en 2018, fue agendado para visitar el Congreso de la República desde la oficina del entonces senador del Centro Democrático Álvaro Uribe Vélez.

Así lo revela un informe conocido por el diario colombiano El Espectador, que documenta cómo, según aparece en los registros del sistema de visitas del Congreso, ese 18 de mayo de 2016 se realizó un agendamiento, paso previo a una visita, y que el código de usuario utilizado para solicitarlo correspondió al de la oficina del senador Uribe. Sin embargo, el mismo documento agrega que la visita no se realizó, pues no hay evidencia del ingreso de Hernández al Capitolio. El “Ñeñe” Hernández, según organigramas de la Fiscalía, era señalado de ser el brazo financiero de Marquitos Figueroa, acusado varios delitos, como narcotráfico, porte ilegal de armas, contrabando de gasolina, servicios de sicariato en La Guajira, extorsión, homicidios selectivos y concierto para delinquir.

La información sobre el agendamiento de la visita del “Ñeñe” al Congreso salió a relucir en razón a solicitudes previas realizadas por la Procuraduría desde los meses de marzo y junio de 2020, respecto a la búsqueda del nombre de José Guillermo Hernández Aponte en las bases de datos del programa Welcome Server del Congreso. El 21 de enero de 2021, el Ministerio Público reiteró su solicitud y, al ampliar los rangos de búsqueda y los métodos de consulta, se corroboró la información.

En una carta dirigida a la directora general administrativa del Senado, Astrid Salamanca Rahin, la representación legal de la compañía Best Technologies SAS, que realiza el mantenimiento y el soporte técnico al sistema de agendamiento Welcome Server, del Congreso, precisó que el agendamiento para la visita de Hernández fue realizado por el usuario con código único en el sistema número 100211 y la cédula correspondiente al entonces senador Álvaro Uribe Vélez.

Así quedó registrado en el programa Welcome, del Congreso, el agendamiento, desde el usuario de Álvaro Uribe Vélez, de una visita al Congreso del "Ñeñe" Hernández. / Cortesí
Así quedó registrado en el programa Welcome, del Congreso, el agendamiento, desde el usuario de Álvaro Uribe Vélez, de una visita al Congreso del “Ñeñe” Hernández. 

El resultado de esa nueva pesquisa dio cuenta del agendamiento, “que es el paso previo a una visita”, dice el informe. Añade que este se realizó para el día 18 de mayo de 2016, no obstante, según los registros del sistema, la visita no fue cumplida.

“No se evidencia que el ‘(… ) señor José Guillermo Hernández Aponte, identificado con la cédula de ciudadanía 77.020.773…’ haya ingresado al edificio del Capitolio usando los biométricos que están a la entrada del edificio en el punto de control de la Policía Nacional”, indica el documento conocido por El Espectador.

Consultado por este diario, el expresidente y exsenador Álvaro Uribe negó que hubiese agendado alguna visita relacionada con el “Ñeñe” Hernández. “Nunca autoricé la entrada del señor Hernández al Congreso. Tampoco me reuní con él ni en el Congreso ni en ninguna parte. Nunca sostuve relación con él, más allá del saludo y fotos sociales en eventos masivos en los que saludé a centenares de compatriotas”, comentó el exmandatario.

Vea el documento completo

La denuncia

Desde marzo de 2020, el representante de la Alianza Verde, Fabián Díaz Plata, había advertido que el “Ñeñe” Hernández había sido agendado para una visita en el Congreso. Sin embargo, en las respuestas que recibió inicialmente por parte de los funcionarios administrativos del Congreso, no se determinó quién y en qué fecha se dio ese agendamiento.

“Radiqué ante la Oficina de Planeación y Sistemas de la Cámara una solicitud para que se me informara en qué fechas y a qué hora ingresó el señor José Guillermo Hernández Aponte. Así mismo solicité que se me informara desde qué oficina del Congreso lo agendaron. Dicha solicitud la hice en ejercicio de control político, ya que frente al mencionado sujeto, distintas entidades están investigando unas interceptaciones que comprometen a varios colombianos, miembros de la Fuerza Pública y exfuncionarios”, dijo Díaz en su momento.

El escándalo de la “ñeñepolítica”, con señalamientos a la campaña del hoy presidente Iván Duque Márquez por supuesta compra de votos en el Caribe, específicamente en La Guajira, sacó a relucir la enigmática figura de José Guillermo Hernández Aponte, conocido como el “Ñeñe”, un ganadero del Cesar acusado de narcotráfico, que resultó asesinado en Brasil en 2019 en medio de un robo. Las investigaciones de la justicia han dado cuenta de que Hernández estaba estrechamente ligado con las mafias de La Guajira.

El nombre de Hernández sonaba en la investigación por el asesinato de Óscar Rodríguez Pomar. Según lo que ha podido determinar las autoridades hasta el momento, el “Ñeñe” tenía que responder por una deuda de $ 1.000 millones a Carlos Rodríguez, reconocido sastre de artistas vallenatos. Para no pagarle, Hernández habría mandado a matar a Rodríguez padre pero los sicarios se habrían equivocado y mataron a Óscar, que ese día manejaba el carro de su papá

Opina que es gratis