En una cárcel francesa, desde sus respectivas celdas, dos presos consiguen comunicarse a través de un agujero en el muro que los separa. Ambos terminan estableciendo un contacto amoroso y erótico, usando diferentes objetos como una caña, a través de la que comparten el humo de sus cigarrillos. El carcelero los observa silencioso en un acto de voyeurismo. En un arranque aparentemente de celos, irrumpe en la celda del mayor de los prisioneros, y lo amenaza con su pistola, introduciéndo el arma en su boca, en evocación de una felación. En una ensoñación, el vejado, imagina consumar su amor en libertad. De vuelta a la realidad, el carcelero se retira y observa desde la lejanía cómo uno de los presos consigue hacer llegar al otro, a través de las ventanas de sus celdas un ramo de flores.3​4​

Un Chant d’Amour (Jean Genet, 1950) from cesar coveña on Vimeo.

Opina que es gratis