Esta semana, Colombia superó los 100.000 fallecidos con Covid-19. Frente a la noticia, el presidente Iván Duque lamentó en una alocución la situación epidemiológica. Dijo, entre otras cosas, que los esfuerzos científicos en materia de vacunación deberían contar con el respaldo económico de las grandes potencias. “Que este momento sirva para entender que el poder de la ciencia debe ser respaldado por todas las grandes potencias para que el privilegio de vacunarse no sea de unos pocos”, señaló.

El primer mandatario dijo que las marchas y manifestaciones del paro nacional están directamente relacionadas con el incremento de contagios en todo el país.

“Es triste decirlo, pero más de 10.000 muertes se hubieran podido prevenir si no hubiéramos tenido aglomeraciones en las últimas 6 o 7 semanas”, expuso.

 

Hizo énfasis en que, justo antes de que comenzara el paro nacional, el Gobierno advirtió a la población sobre las posibles consecuencias epidemiológicas si se presentaban aglomeraciones al interior del país.

“Sabiendo los estragos que trae la pandemia, elevar nuestra voz de reclamación de derechos es legitima y entendible, es un derecho fundamental, pero en el contexto que estamos viviendo no hay necesidad de que levantar esa voz traiga consigo el crecimiento exponencial de contagios y de muertes”, dijo, cuestionando la protesta social.

Por último, Duque dijo que cada una de las víctimas del virus respiratorio son una “motivación para que este año vacunemos a los 35 millones y tener esta economía creciendo y generando bienestar”. Afirmó que, si se cumple el Plan Nacional de Vacunación, para finales de junio 17 millones de colombianos deberían estar vacunados.

Opina que es gratis