La oficina parlamentaria del presidente electo —y aún diputado— Gabriel Boric, en su ciudad natal de Punta Arenas funciona como un espacio colectivo de expresión artística, cultural y político, en el extremo sur del continente americano.
Esta semana el reciente presidente electo de Chile, Gabriel Boric, arribó a la ciudad de Punta Arenas —al sur del país, sobre las costas del Estrecho de Magallanes— para hacer un traspaso de mando simbólico junto con la diputada electa por el distrito 28 de Magallanes, Javiera Morales del Frente Amplio chileno.
En el inmueble, que oficia como oficina territorial parlamentaria, funciona también el Espacio Comunitario La Idea, un centro multipropósito donde conviven propuestas artísticas, culturales, talleres y clases de educación popular.
En la casona de Punta Arenas, que funcionó como espacio comunitario durante los últimos ocho años, Boric entregó simbólicamente la oficina parlamentaria a Morales, y agradeció a sus partidarios durante la ceremonia informal.
“Se la jugaron para poder hacer de este proyecto algo que tuviera sentido. Hoy día hemos alcanzado la Presidencia de la República sin olvidarnos de dónde venimos”, sostuvo el presidente electo.

Boric afirmó en sus redes sociales que “el Centro Cultural La Idea lleva ocho años siendo un espacio abierto a la comunidad magallánica y debe seguir esta misma línea. Por eso hicimos el traspaso oficial a la nueva diputada electa, Javiera Morales, para que desde aquí pueda seguir llenando de cultura la región”.

La diputada electa por la zona austral de magallanes, Javiera Morales afirmó que, “recibo con honor y alegría la posta de la diputación por Magallanes de manos de nuestro presidente electo, Gabriel Boric, y reafirmo el compromiso de mantener este espacio como una oficina parlamentaria abierta a la comunidad. Espero que los demás parlamentarios se animen a seguir este ejemplo”.
Boric concluyó afirmando el espíritu del proyecto transformador que pretende para Chile, “no se trata de mí, se trata de un proyecto colectivo que busca (…) encauzar las esperanzas de un pueblo que se ha organizado por sí mismo. Ese es el objetivo que tenemos hoy día. Ese es el sentido con el cual hoy día dejo esta diputación, gracias a la voluntad del pueblo magallánico, en manos de Javiera (Morales) y con el cual asumo el tremendo desafío que es la Presidencia de Chile”.