El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó este lunes “estúpido hijo de puta” a un periodista de la cadena conservadora Fox News, en respuesta a una pregunta cuando terminaba un acto en la Casa Blanca.

El insulto de Biden tuvo lugar después de que el reportero Peter Doocy le preguntara si creía que la inflación en Estados Unidos podía suponer un “lastre político” para su partido en las elecciones legislativas que se celebrarán en noviembre. “Es una gran ventaja, más inflación”, dijo sarcásticamente Biden, antes de añadir: “Vaya un estúpido hijo de puta”.

A micrófono abierto

El presidente  no se dio cuenta de que su micrófono seguía encendido, e hizo su comentario cuando los periodistas estaban ya abandonando la Sala Este de la Casa Blanca, donde habían asistido al inicio de una reunión de Biden sobre la inflación.

El incidente se convirtió enseguida en el tema de la tarde en varias cadenas de televisión. Más tarde, durante una aparición en el programa de más audiencia de la cadena Fox , el periodista dijo que Biden le había llamado y ambos habían hecho las paces.

La conversación de Biden con el periodista

“Alrededor de una hora después de lo ocurrido, me llamó a mi celular y me dijo, ‘No ha sido nada personal, amigo’. Y hablamos del tema, y de seguir adelante”, afirmó Doocy.

Añadió que le explicó a Biden que él siempre va a intentar “preguntarle algo diferente que los demás”, y que el presidente le respondió: “Tienes que hacerlo”.

Cuando le preguntaron si Biden se había disculpado, Doocy evitó confirmarlo y dijo únicamente que apreciaba que el presidente le hubiera llamado para “enfriar los ánimos” en un momento en el que el país está “en el borde de la Tercera Guerra Mundial”, en alusión a las tensiones con Rusia por Ucrania.

Un especialista en fake news

Doocy ha protagonizado varios intercambios tensos con la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, debido a que sus preguntas reflejan la tendencia conservadora de Fox News y en ocasiones parten de fake news.

Sin embargo, hasta ahora Biden no había tenido una falta de respeto similar con ningún periodista, aunque la semana pasada dijo que la pregunta que le había hecho otra reportera de Fox News era “estúpida”.

Lo ocurrido generó críticas de otros corresponsales ante la Casa Blanca, como Jeremy Diamond de CNN, que tuiteó: “No estaba bien cuando (el expresidente Donald) Trump insultaba a la prensa, y tampoco está bien que Biden lo haga”.

Los antecedentes de Trump

Durante su mandato, Trump (2017-2021) atacó constantemente a los periodistas, especialmente a aquellos críticos con él, a los que describía como “los enemigos del pueblo”. También usó el insulto de “hijo de puta” al menos una vez, para referirse a un presentador de la cadena NBC, Chuck Todd.

El conflicto en Ucrania

Minutos antes del insulto Biden mantuvo una reunión con dirigentes europeos para proponer una respuesta en común frente a la presión militar que Rusia está ejerciendo en Ucrania. Al finalizar la reunión, Biden precisó que hay unanimidad con sus pares europeos respecto de las medidas a adoptar.

El mandatario se pronunció así, sin dar más detalles, después de mantener una conversación de más de una hora, mediante videollamada, con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen; y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, entre otros, para coordinar la respuesta a la crisis de Ucrania.

También participaron el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el presidente polaco, Andrzej Duda, y el primer ministro británico, Boris Johnson, según la Casa Blanca.

En su cuenta de Twitter, Biden aseguró que en el encuentro se habló sobre el esfuerzo conjunto para disuadir una futura agresión por parte de Rusia, la posibilidad de imponer sanciones económicas a Rusia y reforzar la seguridad en el flanco este de la OTAN.

La conversación se produjo después de que el Pentágono anunciara que ha colocado en alerta “elevada” a 8.500 soldados en la región, aunque todavía no ha adoptado ninguna decisión sobre un despliegue en el este de Europa.