“No somos bancada oficialista”, dijo el jefe del grupo parlamentario de Perú Libre, y detalló que el partido actuará como “oposición propositiva”. Perú Libre ya le había pedido a Castillo su renuncia a la agrupación.

El partido marxista-leninista Perú Libre, que llevó a la presidencia a Pedro Castillo, ahora será de oposición.

Así lo anunció este jueves Waldemar Cerrón, jefe de su bancada parlamentaria, dos días después de que la agrupación le pidiera al mandatario que renunciara a su militancia.

“No somos bancada oficialista, definitivamente”, dijo Cerrón a periodistas. Además, sostuvo que Perú Libre actuará como “oposición propositiva”, en lugar de una “oposición obstruccionista”.

“No somos una bancada que va a estar oponiéndose por oponer”, aseguró.

Como expresión de esta nueva posición, el legislador anticipó que la bancada votará este jueves a favor de una censura contra al ministro del Interior, Dimitri Senmache.

Perú Libre pide renuncia de Pedro Castillo al partido

El anuncio amplía la distancia que separa a Perú Libre de Castillo, que se agudizó el martes cuando el partido le pidió su “renuncia irrevocable” como miembro, bajo amenaza de expulsarlo.

La agrupación subraya además que Castillo no ha puesto en marcha el programa del partido ni sus promesas electorales, sino que por el contrario está implementando un “programa neoliberal perdedor”.

Perú Libre responsabilizó a Castillo de haber promovido la fractura interna de su bancada. Lo anterior, ya que ha pasado de tener 37 integrantes en julio del año pasado a 16 en la actualidad, luego de una serie de disidencias.

“Las causales son de conocimiento público, como el promover el quebrantamiento de la unidad parlamentaria”, dice el comunicado.

También acusó al gobernante de promover la inscripción de dos partidos políticos “paralelos”. Esto, tras la conformación de las bancadas de Perú Democrático y el Bloque Magisterial, integradas por los legisladores disidentes.