Desde Medellín, el senador Iván Cepeda anunció que interpondrá una denuncia penal contra el presidente Iván Duque por el escándalo de un posible —y millonario— desfalco de dineros que debían destinarse para la implementación del Acuerdo Final de Paz.

Así lo indicó durante el encuentro programático que efectúa el Pacto Histórico este martes en la capital antioqueña, en el que afirmó que el actual mandatario está negando el caso de presunta corrupción y que “al menos, hay prevaricato por omisión”.

Asimismo, el senador electo por el Pacto Histórico reconoció que dentro de la investigación hecha por los periodistas Valeria Santos y Sebastián Nohra, hubo hallazgos correspondientes al posible pago de coimas, precisamente para el favorecimiento en contratación para llevar a cabo proyectos de paz. En ese sentido, manifestó que “estos son hechos que deben ser investigados y lo mínimo es que se suspendan ese tipo de licitaciones y otorgamientos de los contratos en este momento”.

Robarse en un país que tiene más de nueve millones de víctimas, los recursos para la pazes un hecho criminal”, expresó el legislador del Polo Democrático.

Cepeda Castro también invitó a sus compañeros de bancada a que respalden esta acción para que el aún presidente responda por el millonario desfalco sobre el cual ya se pronunció el pasado lunes; incluso, dijo que este sería uno de los escándalos más grandes en la historia reciente del país.

Con respecto a la posible desviación de recursos del OCAD-Paz —entidad liderada por el Ministerio de Hacienda y hasta el pasado 18 de abril, por Emilio Archila— que iban a destinarse a desarrollar y fortalecer programas de reinserción en municipios PDET, Duque indicó que, “Hasta este momento no tenemos ninguna evidencia de que haya pagos de coimas a lo largo de ese proceso”.

De paso, defendió la gestión hecha por Archila mientras estuvo al frente de la Alta Consejería para la Estabilización, asegurando que tanto él como Alejandra Botero, directora del Departamento Nacional de Planeación, “han estado respondiendo todas las preguntas de la prensa y de distintos escenarios” y que los recursos manejados por el OCAD “no eran toda la plata de la paz”.

Botero, por su parte, emitió un concepto similar al del presidente Duque. En entrevista con El Tiempo, dijo que si bien existen las “gravísimas” denuncias sobre irregularidades en el OCAD-Paz desde 2021, lo que se hizo con ellas fue “compulsar copias a todos los organismos de control e iniciar un proceso de control interno disciplinario”; y sobre el posible desfalco de hasta 500 mil millones de pesos, mencionó que el DNP “no cuenta con información que haga referencia a ese dato”.

Vale señalar que dichas denuncias sobre los malos manejos en la entidad fueron realizadas, en primera instancia, por el exconsejero Archila, quien advirtió un supuesto cobro de coimas —o peajes, como después lo indicó en un comunicado— por parte del secretario técnico de los OCAD, lo que condujo a que la Procuraduría abriera 10 indagaciones previas y dos investigaciones disciplinarias.

La entidad, mediante el Grupo Especial de Seguimiento al Sistema General de Regalías —SGR—, está priorizando el análisis de 27 proyectos de inversión que fueron aprobados por el OCAD paz, por un valor cercano a los 437.000 millones de pesos.

De acuerdo con la investigación de Santos y Nohra, “solo entre junio y diciembre de 2021, cuando se dio vía libre a 355 proyectos, las coimas habrían podido ascender a 500.000 millones de pesos (más de 121 millones de dólares)”.