Nicolás Petro, hijo del presidente de Colombia, negó  las acusaciones de corrupción y vínculos con narcotraficantes que denuncian medios locales y por los cuales está siendo investigado.

“Me encuentro en total disposición de comparecer ante los entes de control y ratificar mi inocencia (…) los dineros en cuestión no tienen procedencia ni de la mafia, ni de la corrupción, ni de ninguna actividad ilícita”, aseguró el también diputado del departamento del Atlántico (norte) por el movimiento izquierdista del presidente Gustavo Petro.

La exesposa de Nicolás Petro, Day Vásquez, lo acusó en una entrevista a la revista Semana de tener vínculos con narcos y contrabandistas, además de recibir dineros para la campaña presidencial de Gustavo Petro que en realidad usaba para pagarse una vida lujosa, según ella, a espaldas de su padre.

El medio de comunicación publicó la transcripción de distintas conversaciones de Whatsapp entre la entonces pareja en las que hablan de movimientos de grandes sumas de dinero, la compra de una casa de campo por un valor equivalente a más de 330.000 dólares y tratos corruptos con ministros del gobierno.

En una de las transcripciones el hijo mayor del presidente asegura haber recibido del ministro del Interior, Alfonso Prada, diez “cupos” de trabajo para abogados de su círculo y le pide a su entonces esposa buscar hojas de vida de allegados.

Prensa revela los lujos de Nicolás Petro

A las revelaciones de Semana, se sumaron otros medios de comunicación que publicaron extractos bancarios que dan cuenta de gastos mensuales superiores al salario de un diputado.

Vivir en un penthouse de unos 522.000 dólares, la compra de costosas joyas y retiros bancarios de altas sumas de dinero en efectivo son algunos de los lujos  del presidente Petro, según una indagación periodística de la revista Cambio.

En un reportaje publicado este domingo se señaló que el hijo mayor del mandatario “lleva un estilo de vida que no parece corresponder a sus ingresos como diputado a la Asamblea del Atlántico”.

Según la investigación, que publicó un extracto bancario del político, en diciembre, Nicolás Petro tuvo gastos que incluyen compras en una joyería y de ropa de marca, tratamientos estéticos, restaurantes y millonarios pagos en hoteles de Barranquilla, capital del departamento caribeño del Atlántico.

“En el extracto de diciembre pasado consta que de esa cuenta Nicolás gastó más de 40 millones de pesos (unos 8.300 dólares) y aún así conservó un saldo superior a los 70 millones (unos 14.600 dólares). Cabe anotar que de esa cuenta no salieron pagos de arriendos o hipotecas, cuotas de vehículos o servicios públicos y solo aparece una compra de supermercado”, agregó Cambio.