El pasado 16 de abril desde el San Vicente del Caguán, Caquetá, Colombia, los comandantes de las disidencias de las Farc anunciaron que se dará inicio a una mesa de diálogos de paz. En este sentido, comentaron que el encuentro con el Gobierno Nacional será el próximo 16 de mayo. Además, aseguraron que están listos para los diálogos y para dejar las armas, esto luego de que en 2016 se apartaron del proceso de paz que se estaba desarrollando en el gobierno de Juan Manuel Santos.

El anuncio fue realizado por Ángela Izquierdo, vocera del grupo armado, mientras estaba acompañada de uno de los líderes, alias ‘Iván Mordisco’: “Anunciamos ante todo el mundo que nuestros delegados a la mesa de diálogo con el Estado colombiano, en cabeza del Gobierno Nacional, ya están listos para que el 16 de mayo del presente año se empiecen las negociaciones de paz”.

Del mismo modo, indicaron que estarían de acuerdo con que inicie un proceso de verificación. “Vemos con buena intención la instalación del mecanismo de veeduría, monitoreo y verificación el próximo 26 de abril”. Además, resaltaron que ven la posibilidad del “despliegue de una paz posible”.

Ante este panorama, Juan Fernando Cristo, exministro y ex negociador de paz, habló en Caracol Radio y comentó que aún quedan muchos detalles sin conocerse sobre la paz total y que el Gobierno tendrá que dar respuestas. “Yo creo que quedan muchas más preguntas que respuestas. Habrá que ver los anuncios del Gobierno Nacional. No sabemos aún si esa fecha del 16 es acordada con el Gobierno, ¿cuál va a ser la delegación del Gobierno?, ¿cuál sería eventualmente la agenda de negociación con las disidencias de las Farc?”.

A su vez, aprovechó para recordar que el narcotráfico fue uno de los motivos por los que estos actores no dejaron las armas. “Estas disidencias surgen del único frente, el frente primero de las Farc, que comandaba ‘Gentil Duarte’ del Guaviare y que en el año 2016 se apartó, a pesar de que ‘Gentil Duarte’ había estado en La Habana en el acuerdo de paz con las Farc. Esas disidencias originalmente no tenían más de 400 hombres en armas y se apartaron fundamentalmente porque no estaban de acuerdo con dejar el negocio del narcotráfico, que era uno de los compromisos naturales del acuerdo de paz con las Farc.”

Por otro lado, aclaró que en los últimos años este grupo disidente ha logrado crecer en números. “Hoy en día tienen un poco más de 3.500 hombres y también hay que recordar que la propia Oficina de la Consejería del postconflicto, que en su momento dirigió Emilio Archila, señalaba que el 95% de los 13.000 ex combatientes de las Farc que firmaron habían cumplido con el acuerdo y que sólo el 5% estuvo por fuera del acuerdo de paz. Es decir, 650 hombres que no cumplieron el acuerdo de paz. Aquí lo que hay es un nuevo reclutamiento, especialmente, el reclutamiento de menores que son los que conforman hoy las disidencias de las Farc y unos comandantes que, por lo menos, la mitad de ellos de los 19 que fueron reconocidos por el gobierno firmaron el acuerdo y volvieron a las armas”.

Finalmente, Cristo indicó que es importante esperar qué menciona el Gobierno frente a la mesa de dialogo. “Aquí hay una mezcla de peras con manzanas muy compleja, que me parece que el gobierno tiene que clarificar para avanzar en una negociación y también para darle tranquilidad a la opinión pública. Quedan muchas más preguntas que respuestas. Yo daría un compás de espera al Gobierno Nacional no para creerle a las disidencias de las Farc, sino para que esperemos que el alto comisionado de paz en los próximos días le cuente a los colombianos qué es lo que se piensa negociar con las disidencias de las FARC, quién va a ser la delegación y cuándo comienzan las conversaciones.”

Además, dijo que no ve conveniente el estatus político a las disidencias de las Farc. “En mi concepto es una equivocación del Gobierno reconocerle estatus político a esas disidencias de las Farc que fundamentalmente están dedicadas al narcotráfico y que no tienen propósito político”