Opinión

La invención de la censura

Para la gestación de Algo divertido que nunca volveré a hacer, David Foster Wallace, el hombre, no el autor, se embarcó en un crucero. En alta mar conoció a per...